Página principal
  RSS Feed
Contacta con nosotros
Cosas que no sabrías si no fuera por las películas porno
Vota que te ha parecido
Actual: 4,25/5 (8 votos)
  • Las mujeres llevan zapatos de tacón alto incluso en la cama.

  • Los hombres NUNCA son impotentes ni tienen problemas para mantener una erección casi eternamente.

  • Diez segundos de cunnilingus son mas que suficientes.

  • Si un extraño descubre a una mujer masturbándose, ella no se pone a gritar sino que insiste en tener sexo con el.

  • Las mujeres sonríen con gracia cuando los hombres les llenan la cara de esperma.

  • A las mujeres les encanta practicar el sexo con hombres feos y de mediana edad.

  • Las mujeres gimen de modo incontrolable cuando la chupan.

  • Una mamada salva siempre a una mujer de una multa por exceso de velocidad.

  • Las mujeres se corren siempre en el mismo instante que los hombres.

  • Todas las mujeres hacen ruido cuando follan.

  • Esos pechos son de verdad.

  • Una práctica común y muy satisfactoria para un hombre es coger su propio pene semierecto y restregárselo repetidamente por el culo a una mujer.

  • Los hombres siempre dicen "oh, si" cuando se corren.

  • La doble penetración hace sonreír a las mujeres.

  • Los hombres asiáticos no existen.

  • Si encuentras a un chico y su novia dándose el lote, el no te parte la cara cuando le metes la polla en la boca a su novia.

  • Existe una cosa que se llama trama.

  • Cuando penetras a una mujer por detrás, puedes excitarla de verdad dándole cachetes en el culo.

  • Las enfermeras le hacen mamadas a los pacientes.

  • Los hombres siempre se corren fuera.

  • Cuando tu chica te pilla follando con su mejor amiga, se enfada un poco, pero acaba en la cama con los dos.

  • Las mujeres nunca tienen dolor de cabeza o la regla.

  • Cuando una mujer esta haciéndote una mamada, es importante recordarle que chupe.

  • Los culos están siempre limpios y no tienen pelos.

  • Cuando se les hace una mamada de pie, los hombres siempre ponen una mano en la cabeza de la chica y la otra, orgullosamente, en su cadera.

  • Los hombres no deben pedir, nunca. Ya están ahí las mujeres para ofrecerse amablemente a lo que sea.

  • Las mujeres siempre parecen agradablemente sorprendidas cuando desabrochan los pantalones de un hombre y encuentran (oh, sorpresa!!) un polla!!





¿Te ha gustado este artículo? Opina! :)
Fin menú navegación
Imágen pie de página izquierda   Imágen pie de página derecha