Página principal
  RSS Feed
Contacta con nosotros
Guía del soltero sin pelas
Vota que te ha parecido
Actual: 5,00/5 (1 votos)
  • Tipos de solteros
    • Soltero común (Solus solus)
    • Soltero cachondo (Solus et contentus)
    • Soltero marginal (Solus Denigrante)
    • Soltero irremediable (Solus Sempiternus)

  • Trucos para el hogar
    • Evitar tener que lavar la vajilla
      Lavar los platos es una tarea fastidiosa y amarga para el soltero solitario, ante la cual se abren una serie de posibilidades de lo más variopinto:
      • Usar vajilla de plástico: Es un método definitivo pero poco ecológico, caro y que genera un problema adicional: el tener que sacar la basura más a menudo.

      • Alimentar a un amigo: Los gatos son un excelente animal de compañía que causa pocos perjuicios si exceptuamos la caída de pelo, los gritos que dan cuando están hambrientos y sus fastidiosos hábitos sexuales. Estos animales poseen una lengua rasposa y áspera que deja los platos relucientes y completamente secos: la alternativa más ecológica al lavavajillas.

      • Dejar que los platos se amontonen en el fregadero: Lo mejor es tener un fregadero grande y que soporte grandes pesos.

      • Tiro al blanco: Los platos se arrojan desde el piso inmediatamente superior con la colaboración del vecino. Excelente entretenimiento. Indispensable buena escopeta. Lógicamente el primer piso tiene que lanzarlos hacia arriba, lo que hace que el habitante del segundo piso tenga mayor habilidad como resultado de la práctica. Desde mi experiencia personal es el mejor de los métodos. En mi bloque nos lo pasamos todos de maravilla. Es un deporte perfecto para los momentos de ocio y tiene una peligrosidad casi nula: tan sólo un muerto y dos heridos leves en lo que va de mes. Pocas veces los peatones resultan heridos por disparo. El principal inconveniente son los vecinos del bloque de enfrente, a los que también ha gustado la idea. Su entusiasmo les hace estar todo el día disparando sus escopetas, a veces incluso siguen disparando después de haberse acabado los platos, sólo por pura diversión. Lo que me resulta curioso es que tengan tantos fallos y que caigan tantos balazos sobre mi ventana. Me estoy gastando una fortuna en cristales.
        En cuanto a los perjuicios por caída de vajilla a la vía pública, no merece la pena tenerlos en cuenta, la mayoría de los heridos no se atreve a denunciar.

    • Sustitución de la vajilla:
      A menudo ignoramos la estupidez de las costumbres que nuestra sociedad nos impone: culturas como la musulmana prescinden totalmente del tenedor, por ejemplo. Esto, facilita las tareas de limpieza y supone un considerable ahorro en agua y detergentes. Si el acto de comer utilizando las manos es inadmisible por los escrúpulos de alguien, se pueden usar métodos alternativos, como por ejemplo, el uso de un guante de goma o, en su defecto, el uso de cinco preservativos (uno por cada dedo de la mano).

    • Supresión de los platos:
      Ya nos hemos desecho de la limpieza de cubiertos. Ahora podemos prescindir también de los platos. ¿Como?. Pues muy sencillamente: arrojando la comida directamente sobre la mesa. Los más escrupulosos pueden desinfectarla con alcohol farmacéutico, que, además, combina muy bien con algunos platos.

    • Supresión de los vasos:
      Beba directamente de la botella. Es una pena no poder suprimir también la botella ¿verdad?. Siga adelante. Esa es la filosofía. Ya lo va pillando.

    • Supresión de sartenes y cacerolas:
      He aquí la parte más peliaguda de nuestro objetivo. Es prácticamente imposible deshacerse de estos instrumentos, pues fuera de ellos es casi imposible cocinar. Sin embargo, un cubo de metal puede muy bien cubrir las funciones de una olla y, además, puede ser colgado detrás de cualquier puerta hasta nueva ocasión de uso.
      La sartén es menos prescindible, es, por decirlo así, el vademécum del soltero. De hecho, una soltería digna se forja a sartenazos, como también los matrimonios consiguen hacerse duraderos por este método. La sartén es, pues, un elemento casi indispensable, pero CASI: Un huevo frito, por ejemplo, puede hacerse directamente sobre una vitrocerámica. La pereza, como siempre, con su creatividad infinita, nos enseñará el camino más rápido.


  • Cómo evitar tener que hacer la cama
    Un método efectivo para no tener que hacer la cama es dormir en una cama que no sea la nuestra. Como esta regla es, por lo general, difícil de convertir en regular, y el dormir en la propia cama puede suceder de vez en cuando, sólo nos cabe:
    • Dormir en el suelo
    • Dormir por encima de las mantas
    • Dormir en un sillón
    • Dormir de pié

    Generalmente, usted tampoco hará caso de estas posibilidades, y, olvidándose de que la cama se deshace con tan sólo la presencia de uno en su interior, usted acabará deshaciendo la cama de todas formas. De ser así, procure evitar estos agravantes que dificultan seriamente el saneamiento del lecho:

    • No duerma con animales de compañía (perros, gatos...) sólo lo llenan todo de pelos y pulgas.

    • A ser posible evite también el dormir con animales no domésticos (caimanes, cóndores, serpientes...) Podría perjudicar tanto su integridad física como su imagen pública.

    • Debe evitarse también el dormir en compañía de artilugios mecánicos tales como batidoras, tostadoras, motocicletas, segadoras manuales, cortacéspedes, etc. Si a pesar de este consejo, no puede resistirse y decide hacerlo, por lo menos tenga la precaución de dormir con el aparato/s apagado y/o desenchufado: Facilitará el advenimiento del sueño y le librará de insospechados posibles perjuicios. Ante todo recuerde esta regla de oro: MAS VALE CAPRICHO INSATISFECHO QUE AMANECER VIOLENTO.

  • Últimos recursos para encontrar pareja
    NOTA BENE: Estos métodos, pueden causar daños leves, moderados o graves tanto al físico del soltero como a su espíritu y/o amor propio. El autor declina toda responsabilidad sobre los efectos directos o indirectos derivados de la aplicación de estos.

    • El método de la aspirina y la cocacola
      Hace unos años tuvo lugar uno de los éxitos publicitarios más curiosos de los que tenga el gusto de conocer. Como todos sabéis, el fin último de la publicidad es la conversión -a través de la repetición impasible- de las mentiras en verdades. Pues bien, a alguien se le ocurrió que la mezcla de aspirina y coca cola tenía influjo considerable en el aumento de la libido femenina. A fuerza de transmisión oral, semejante gilipollez, terminó por ser creída a pies juntillas, lo cual reportó grandes beneficios a Bayer Leverkussen (t.m.) y a la única compañía que ha conseguido que algo pintado de rojo sea bien visto en EEUU: Coca-Cola (También t.m.).
      No seamos estúpidos: Con este procedimiento el único influjo que podéis producir en una mujer es la diarrea, o de usar una dosis muy alta, el paro renal. Aunque -por otra parte- muchos de nuestros lectores seguro que prefieren a ser ignorados que la rubia de la esquina se lleve a casa un buen cólico nefrítico de recuerdo. País.

    • El método gilipollas.
      Consiste en, simplemente, hacer el imbecil. Siempre habrá alguna piadosa mujer a la que demos pena. En caso contrario, siempre es una buena forma de perder el tiempo en vez de ver la televisión o ir al fútbol, y eminentemente más productivo. ¿Nunca ha oído la expresión "Todos los tontos tienen suerte"?

    • El método pasota.
      Desde los más antiguos y remotos tiempos (bueno, desde muy atrás) Tanto no hombre... Pero eres gilipollas o que! Bueno... digamos que desde hace mogollón de tiempo, lo inaccesible se hace deseable. Es un factor común a todos los humanos. Aprovechando esta cualidad inherente al género humano y que delata la también inherente estupidez que al genero humano caracteriza, el soltero común con esfuerzo y dedicación puede consagrar su vida al desprecio de las mujeres. ¿Cuando parar?. Nadie lo sabe.

    • El método del busca y encontrarás.
      Este método de conseguir compañía íntima femenina puede llegar a ser un poco doloroso y lento, pero es el justo precio a su eficacia fuera de toda duda.
      Me lo reveló un amigo un día en que ambos, ya aburridos de que ninguna fémina soportase nuestra imbecilidad supina característica, cogimos una borrachera a medias con en propósito último de rebajar el índice de donación de hígados. Cuando ya estaba muy cocido, mi amigo se dirigió a una hermosa joven que se encontraba semi-aburrida en una esquina y haciendo acopio de una esforzada sonrisa -recuérdese el estado de ebriedad del sujeto-, le dirigió estas palabras:

      · Oye, -hics- disculpa, ¿te importaría venirte a la -hics- cama conmigo?

      A lo cual la joven respondió con un derechazo magnífico digno de los mejores tiempos de Frank Bruno, que dejó a mi amigo sumido en una especie de letargo profundo, acompañado de una desacostumbrada flaccidez de extremidades superiores e inferiores.
      Cuando se recuperó -dos días después- se incorporó de la cama del hospital donde había sido ingresado y pronunció estas admirables palabras:

      · Joder, que hambre tengo!

      Comió una cosa extraña que había en una bandeja, a la que todo el mundo denominaba con el inapropiado nombre de "desayuno" y repitió la operación con una de las enfermeras que le atendían. Esta vez fue el novio de la joven el encargado de dar respuesta a sus inquerimientos. Sin embargo, después de treinta y cinco puñetazos, cuatro patadas en la ingle y varios mordiscos, mi amigo tuvo éxito y consiguió levantarse con algo más que resaca.
      El método le ha gustado y en su afán de perfeccionamiento ha conseguido reducir considerablemente el número y la intensidad de los daños en, por lo menos, un treinta y cinco por cien. Ya no veo a menudo a este aventurero nato, pero de vez en cuando lo encuentro por la calle, fácilmente distinguible desde lejos por el tono azulado-grisáceo de su rostro, siempre en compañía de alguna mujer y tengo que decir que a veces, incluso es capaz de provocar en otros solteros más envidia que pena.

    • El método del incordio (Método gilipollas perfeccionado)
      Cuando sometemos el alma femenina a un análisis profundo, podemos llegar a estas conclusiones:
      • La existencia del alma femenina fue aceptada como dogma de la iglesia católica alrededor del siglo XVIII. Muchas personas consideran este hecho como un gran error.
      • Después de encontrado un esbozo de lo que pudiere ser el alma femenina, el análisis nos lleva a la siguiente conclusión:
      • La mujer es, cuando menos, peculiar
      • La mujer comprende absolutamente todo, exceptuando la idiosincrasia masculina.
      • Los hombres lo ignoramos absolutamente todo, incluida la idiosincrasia femenina.
      • Las mujeres, dado su elevado nivel de practicismo, poseen cuantitativamente menos paciencia que los hombres, sobre todo a la hora de aguantar gilipolleces provenientes del sexo contrario.

      Es este último punto el de más valor para nosotros, se trata de ser un autentico, verdadero y total PESADO. Después de que hayamos resistido incólumes todo tipo de improperios, no cejando, no abandonando nuestra técnica, conseguiremos al fin nuestro propósito: la mujer, vencida, nos dará lo que queremos a cambio de que la dejemos en paz.

NOTA: Hay mujeres extremadamente rencorosas y este método puede causar algún tipo de perjuicio a posteriori: Verbigracia de esta guía, que está siendo escrita desde un ambulatorio de la Seguridad Social.




¿Te ha gustado este artículo? Opina! :)
Fin menú navegación
Imágen pie de página izquierda   Imágen pie de página derecha