Página principal
  RSS Feed
Contacta con nosotros
Diario de un joven emancipado
Vota que te ha parecido
Actual: 3,29/5 (7 votos)
30 de Diciembre
Ya he tomado una determinación. Estoy harto de la intransigencia de mis padres, de sus reproches y del régimen dictatorial en que me hacen vivir.
Esta todo decidido. El uno de Enero me emanciparé y podré por fin hacer todo aquello que me gusta sin tener que dar explicaciones o inventar complicadas excusas que solo sirven para engañar a mi madre.

1 de Enero
Adiós, hogar de mis traumas infantiles, te dejo para siempre. Se acabo hacer la cama todos los días, se acabo el horario fijo de llegada a casa, se acabaron los interrogatorios inquisitoriales de mi madre y las amenazas de mi padre.
Por fin soy libre, me he emancipado. A partir de ahora haré lo que yo quiera cuando yo quiera y como yo quiera.
Voy a compartir piso con dos amigos y entre los tres viviremos felizmente sin normas estrictas que impidan nuestro desarrollo como personas.
Soy Libre, Soy Feliz. Esta noche cenare la primera comida preparada por mi mismo, sin nadie que me diga lo que tengo que comer.

2 de Enero
He desayunado un bocadillo de calamares en el bar de la esquina y he ido a trabajar; la cena de ayer se quedo increíblemente pegada a la cacerola y no hubo manera de despegarla.
He tenido que tirar la cacerola y aguantar los comentarios sarcásticos de mis compañeros de piso.
Ellos no lo entienden, pero ese bocata consumido en libertad me ha sabido mejor que el caviar

15 de Enero
Después de numerosos intentos infructuosos hoy hemos conseguido poner la lavadora en marcha, si bien se nos olvido el suavizante y tendremos que comprar una crema hidratante, tengo los hombros raspados.
Hoy cenamos Pizza, hace tres días nos quedamos sin cacerolas y no hemos tenido tiempo de comprar ninguna.
Además no serviría de nada porque todavía no hemos decidido los turnos de fregado y la cocina es un lugar pestilente donde algo verde nos mira amenazador desde el fregadero.
Juan Luis se ha traído una chica a casa y pasara la noche con ella; que bueno es no tener que dar explicaciones ni pedir permiso a nadie...
Casi mato a Ricardo, después de tenerme toda la noche en vela sin haber avisado de que llegaría tarde, justo cuando iba a llamar a la Policía, ha llegado a las siete de la mañana y me ha vomitado encima, el muy irresponsable.
Menos mal que el piso esta pensado para solteros y el salón esta dotado de un sumidero.
Después de un buen manguerazo ha quedado bastante aparente.

25 de Enero
Ricardo y yo hemos advertido seriamente a Juan Luis; o cambia de chica o se va el, no hay quien la soporte por las noches, el ruido que hace no nos deja dormir.
Por las mañanas deja su ropa sucia en NUESTRA lavadora, desayuna NUESTRA leche y NUESTRO sillón paso a ser suyo hace mucho tiempo debido a nuestra caballerosidad.
Además de partidaria del amor libre - ya podría liberarlo con los demás- es de esa nueva ola contraria a la limpieza innecesaria y, la verdad, me cuesta acostumbrarme a su olor... especialmente si estamos todos juntos; el champú se acabo hace cuatro días y empezamos a tener problemas para peinarnos sin arrancarnos el pelo.
Llevamos una semana sin poder lavar la ropa porque nos hemos quedado sin detergente; cuando lo compremos compraremos además una plancha ya que mi jefe me ha dicho que "así no puedes venir a trabajar". Seguro que el también explota a sus hijos como hacían mis padres...
Un cartonero nos ha ofrecido una comisión si le guardamos las cajas de las Pizzas, "clientes como vosotros no se encuentran todos los días, de verdad". Ahora tenemos que pedir mas Pizza que antes porque el bicho del fregadero reclama su parte y no admite negativas...

12 de Febrero
Estoy desesperado, ya no se que hacer con Ricardo y Juan Luis; son unos irresponsables además de unos guarros. No colaboran en la casa en absoluto.
Todos los días hago mi cama y las suyas, preparo el desayuno, lavo la ropa, plancho, cocino, y encima ni me lo agradecen, todo lo solucionan con un "a mi no me molesta que esto esté un poco sucio..." ¡un poco sucio, dicen los hijos de puta!
Ayer tuve que pegarme durante horas con algo viscoso y con tentáculos que quería salir del agujero de la ducha, y conseguí hacer un agujero en el moho que cubre el espejo para poder afeitarme.
La chica de Juan Luis dejó de venir hace una semana, "ya no puedo aguantar mas este olor, es insoportable" dijo.
A mí, la verdad, es que no me afecta, hace tiempo que mi nariz dejó de funcionar por la pestilencia reinante en la casa. Eso me ha sido útil, sobre todo cuando me echaron del trabajo por la "ruinosa apariencia física que tienes, José Antonio, no se puede venir a trabajar con esos lamparones en las camisas, y tus pantalones están tan tiesos que cuando andas por el pasillo me recuerdas a Mazinger Z".
Ahora trabajo recogiendo basura para el Ayuntamiento y, si bien mis compañeros no se molestan por nada, a mí no termina de gustarme el trabajo.

24 de Febrero
He tardado 15 horas, pero lo he conseguido. ¡He limpiado la casa! El bicho del fregadero se resistió un poco pero conseguí echarle al ofrecerle las sobras de la semana pasada.
"Ya estoy harto de Pizza", dijo mientras daba un portazo.
El baño ha quedado bastante bien, aunque no estoy seguro de que las tuberías hayan aguantado el ácido sulfúrico que tuve que utilizar para hacer retroceder la masa viscosa que se había colado desde la taza del water.
Lo de la nevera fue imposible, no conseguí abrirla y además le gasté el gas al chapista del taller de abajo que me había dejado el soplete para intentarlo.
Esta noche intentaré planchar algo de ropa para mañana, porque tengo que ir al INEM; mis compañeros del camión de recogida me echaron ayer porque no aguantaban más el ayudarme a subir y bajar del camión "lávate los pantalones, majete...".
Ricardo ha vuelto a llegar tarde sin avisar, este chico va a terminar conmigo, y el sumidero del salón se atascó hace tiempo y el ácido sulfúrico, que tan buen resultado me dio con el baño, se ha quedado encharcado encima de esa plasta marrón que fue creciendo con el tiempo y hoy utilizamos de mesita auxiliar.

1 de Marzo
Vuelvo a casa, ya no soporto más a esos dos irresponsables, hacen siempre lo que les da la gana, no dan nunca una explicación y no colaboran para nada en el trabajo de la casa, yo ya no puedo más.
Con lo a gusto que estaba yo con mis padres, cuando tenia tiempo para todo y no tenia obligaciones ni responsabilidades…




¿Te ha gustado este artículo? Opina! :)
Fin menú navegación
Imágen pie de página izquierda   Imágen pie de página derecha