Página principal
  RSS Feed
Contacta con nosotros
Intenta no ponerte nervioso en la cena
Gracias a: Ruth
Vota que te ha parecido
Actual: 3,50/5 (4 votos)
Era un tío que iba a ser presentado por su novia a sus suegros con una cena.
Estaba absolutamente nervioso y aterrado por la nueva situación que iba a vivir cuando un amigo le dice:
Te doy TRES pastillas que te van a relajar. Actúan reduciendo el temblor, el sudor y favorecen una buena comunicación
ESO SI, tómate UNA media hora antes de ir, si ves que justo antes de entrar AUN estás un poco nervioso tomate la SEGUNDA y deja la tercera SOLO para un caso extremo de ansiedad cuando ya esté entablado el diálogo con tu suegro.
Llegada la hora de partir el tío piensa: para qué voy a tomar primero una y después otra, me las tomo TODAS de golpe y me quedo más seguro, y lo hace.
Bien, llega el memorable momento y el tipo es presentado a su suegro y suegra, se sientan en la mesa servida y...
De golpe se levanta el tío, coge a la novia, la tira encima de la mesa, le arranca la ropa y se la empieza a cepillar de manera brusca ante la mirada atónita de los comensales.
¿Pero qué le está haciendo este a mi niña? Exclama el suegro mirando a su esposa.
En eso estaban cuando el tipo agarra a la suegra, la apoya en la mesa y se la empieza a cepillar por detrás.
¡¡La cara del suegro y de la abuela, que también estaba allí era desorbitada!!
Acabada la suegra, la deja tirada encima de la mesa, agarra al suegro, le rompe la costura posterior del pantalón y se lo empieza también a cepillar, ante la mirada atónita de las exhaustas suegra y novia que aún estaban sin fuerzas.
La abuela empieza a correr por la casa escandalizada
Mientras el tipo seguía con el suegro, pone la mano en el bolsillo y saca el móvil, llama al amigo que le dio las pastillas y le dice:
¡¡Pero qué me diste!! ¡¡Me estoy cepillando a toda la familia y no puedo parar!!
¿Cómo te las has tomado? ¿Cómo te dije?
NO, me las tomé todas de golpe, ¡¡creí que iría mejor!! (mientras seguía con el suegro)
¡¡¡Animal!!! Anda corriendo a la nevera que seguro hay leche y pon el miembro en remojo en la leche, que actuará como ANTIDOTO Le dice el amigo.
El pobre deja al suegro exhausto y tirado en la mesa y se va corriendo a la cocina, cruzándose antes con la abuela que aún corría por la casa.
Abre la nevera, coge un tetrabrick de leche que estaba abierto y la mete dentro, haciendo al mismo tiempo sonidos de alivio y bienestar, mientras que la abuela lo miraba desde la puerta de la cocina.
No pudiendo creer lo que ve y horrorizada, la abuela sale gritando...
¡¡¡¡ESCONDERSE TODOS, QUE EL HIJO DE PUTA LA ESTA RECARGANDOOOOOOOOOO!!!!




¿Te ha gustado este artículo? Opina! :)
Fin menú navegación
Imágen pie de página izquierda   Imágen pie de página derecha